¿Qué pasó en Venezuela? 12 de febrero de 2014. #12F

¡Pana tu y yo SOMOS VENEZOLANOS!
Estamos en jaque. El gobierno nos tiene jodidos. Ya estoy cansado de pensar lo mismo todos los días, de sentir que la patria se me va por el lava-manos, de saber que, quien murió hoy en mi tierra mañana pasa a ser un número, y pasado mañana un olvido. Estoy triste, decepcionado, angustiado y volátil. Cualquier chavista me sabe a mierda, a los radicales provoca darles una bofetada, porque ya un insulto no es ni siquiera, lo que se supone debe ser. Vivo lleno de miedo, pensando trepitosamente en el mañana, deseando que hoy no me toque a mí ser parte de las estadísticas. Esto es una hecatombe de esperanzas ahogadas por una mordaza roja, un discurso con retorica satírica, el altisonante detonar de las armas que se supone deben proteger a un pueblo. Venezuela bota gotas de lágrimas, sangre y petróleo por la misma herida. ¿Si la bandera es tricolor, por qué se tiene que teñir solo de rojo? Rojo de la sangre de mis hermanos… Rojo de la “Revolución Bolivariana”.

Hoy, 12 de febrero de 2014, salieron a las calles de todo el país una buena cantidad de personas, la juventud venezolana se vistió de valentía, todas las universidades avocadas a una causa: decirle NO MÁS a un gobierno autoritario y anti-democrático. Todos estamos de acuerdo en lo que queremos: no más violencia, inflación, inseguridad, corrupción, intolerancia, proselitismo, mentiras, robos, corrupción, burocratismo y estupideces. Tenemos un país maravilloso, con riquezas naturales, fósiles, culturales y económicas que no se pueden contar, ¿pero de verdad hay alguien que valora eso? Quizá el comandante intergaláctico lo hacía en su mejor momento, pero estos señores que hoy están en la silla roja, no hacen más, que no hacer nada. Se me salió una lagrima de petróleo por el parpado, en mi cabeza pasan una y otra vez las imágenes que únicamente podíamos ver por las redes sociales, recuerdo lo atento que escuchaba las noticias por NTN24 antes que Conatel, sirviéndose de caballería pesada como cual Mariscal Nei en las guerras Napoleónicas, mandaba a sacar de la parrilla de las cableras a dicho canal internacional, único en dignarse a informar minuto a minuto lo que pasaba en Venezuela. En los canales nacionales se transmitía la  rutinaria y monótona programación caracterizada por volver más estúpidas a las personas, por el canal del estado, el desfalco de la mentira y la poca dignidad seguía haciendo su trabajo, lavar cerebros débiles: “oposición genera focos de violencia” mientras mostraba imágenes que la Caballería pensada prohíbe mostrar a todos los demás canales del país. La insolencia se apoderó de los que hoy mandan. Nos escupen en la cara, maltratan, mienten y matan a sus anchas mientras que buena parte del pueblo, cree en sus absurdas falacias, y otra parte del puedo, solo ve indignada la triste realidad que poco a poco se está dejando implantar.

Me produce una cólera inmensa ver a mis hermanos caídos, luchando por un mejor país, el país que queremos, ¿Cuál es ese? ¡PUES COÑO! Un país donde puedas vivir en paz, que tengas acceso a los bienes públicos, a buenos servicios, a mayor seguridad, donde tengas buenas oportunidades de empleo, DONDE LOS POLITICOS DEJEN DE GASTARSE SIETE MILLONES DE DOLARES EN VESTIRSE Y COMER, mientras ves una creciente cantidad de nuevos indigentes, mendigos y malandros en la calle pidiéndote dinero, o preparándose para robarte. Mi pana, la lista se quedó corta, no incluyo a los policías matraqueros, los ministerios llenos de lacras, ladrones y vagos, la educación de doctrinas socio-comunistas, la salud, la economía, el desabastecimiento… y pare de contar.

Compadre, esto se lo llevo quien lo trajo. La indiferencia federal nos tiene las bolas hinchadas (y a las mujeres la pelvis) el castro-comunismo que aquí hay no es un término inventado por mí, o por la ultra derecha parasitaria venezolana, es qué coño, si tú lo único que haces es leer todos los días que no hay papel para periódico, eso te hace pensar que el gobierno quiere transformar “ciudad  ccs” en el “gramma” venezolano. ¿Entonces, cómo no pensar en que esto es una dictadura comunista que suavemente nos meten por el c***? Porque, dicho sea de paso, gracias a la deuda que el gobierno tiene con las aerolíneas extranjeras que prestan servicios en Venezuela, (3.3 millardos de dólares) éstas, dejaron de vender boletos a 73% de las rutas internacionales que partían desde Venezuela, conclusión: Estamos atrapados en aquí, pero peor, porque si agarramos una lancha y nos tiramos para el mar caribe, llegamos es a cuba.

El coño de su madre Maduro, Diosdado y Ramírez, me sabe a una buena cantidad de mierda todos los chavistas de éste país, no quiero desearles ningún tipo de maldad, pero solo sé, que no podría,  ni siquiera, entablar una conversación sensata con uno de ellos. Terminaría con ganas de reventarle el hígado a patadas o algo así. ¿Qué bonito es tener un 9 mm y andar con un grupo de marginales disparando a mansalva contra gente inocente en unas motos no? Eso es lo que hacen los colectivos “tupamaro”. No son más que una cuerda de malandros pagados por el gobierno para asustar y amedrentar a la población en la calle. ¿Reconocen a los ladrones cuando te atracan en tu carro? ¿O cuando te quitan el bolso? ¿O cuando pasan y matan a cualquiera saliendo de una discoteca/café/oficina? Bueno, son esos mismos, los “tupamaro” escoria chavista que no merece más que morir de la misma forma que matan ¡fusilados en el paredón! … Sinceramente, como me encantaría tener que disparar ese rifle, hacer justicia, violar los derechos humanos de esos que violan los derechos humanos de tantas personas, todos los días, en este país. Lo haría con placer y todo.

Violencia genera violencia. ¡Ya estamos hasta los güevos de tener que soportar los maltratos de los chavistas! Los desprecios, las humillaciones, y tener que quedarnos de manos cruzadas, con caras largas o callados la boca. Eso es lo que quiere el Líder de la oposición Capriles. Y no lo critico, él tendrá sus razones, pero todo el país tiene sus razones para hacer exactamente lo contrario. La gente quiere que este gobierno se acabe, y no le importa que se derrame sangre con tal de este fin. Buen ejemplo el de hoy, donde un compañero estudiante cayó baleado en la cabeza casi al lado de una amiga que estaba en la manifestación. Ella gravo el momento preciso en el que lo cargaban sus compañeros de clase, angustiados, intentando auxiliarlo y llevarlo a un lugar seguro. ¿Y qué paso luego? Llego la guerra de descalificaciones y echaderas de culpa. ¡Me sabe a pepino quien coño tuvo la culpa de esa mierda! Murió un venezolano, protestando por tener un país con mayor seguridad para sus ciudadanos. Dios le dé una mejor siguiente vida a ese muchacho, que se sacrificó hoy por la patria. ¿Al final, cuál es el mensaje de esta situación que estoy recitando? Que ni si quiera, pidiendo seguridad, estas seguro. Eso es lo más triste de todo.

Le pido a Dios que, como muchas veces durante nuestra historia, éste país tenga la capacidad de salir de estos momentos difíciles. Se repiten los hechos de abril del 2002… En ese entonces yo estaba terminando de aprender a limpiarme el culo… No tenía derecho de opinar nada (ni sabía qué) pero ahora, (que me lavo con totuma porque no hay papel) si lo sé, y por eso lo escribo.
No le pediré disculpas a nadie por la poca estética de mis palabras. ¡ESTOY ARRECHO! Ustedes entenderán. El país se nos convirtió en un severo nudo en la garganta, y unas lágrimas queriendo correr por las mejillas. Yo no quiero el dinero del petróleo, renunció a mi derecho como venezolano de disfrutar de las riquezas petroleras, pido a cambio, un país. ¡DEVUELVANME MI PAÍS!

PD: A quien si le pido disculpas, es a mis amigos y compañeros de clase por no ser tan valiente e ir a marchar con ellos, no tengo excusa. Pero también, pienso que la lucha se hace en varios frentes, y en el que estoy, soy mucho más eficaz.

Jefferson Maldonado.
Venezolano.
Pela-bolas de la Republica.
Trabajador.
Hijo de un ama de casa humilde.
Estudiante de carreras técnicas (nada de farándula).
Pagador de impuestos.
Arrendado.
Pagador del Seguro Social (el 6% de mi puto salario).
No es burgués.
Gocho de naturaleza y crianza (Tovar, Estado Mérida).
Votante, cuatro veces, en contra del gobierno bolivariano (desde que puede votar).

Imágenes fuertes, no aptas para todo publico.

Bassil DaCosta Estudiante asesinado. 

Presunto asesino - Funcionario del SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia)

TUPAMAROS



Medios Nacionales.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario